¿Qué es una infección urinaria?

Es probable que usted presente en alguna ocasión de su vida, una molestia incomprensible al momento de orinar. En ese caso, es mejor que consulte a un médico, ya que puede presenciar una cistitis.

Si no sabe de lo que estamos hablando, es recomendable que lea este artículo, pues le proporcionaremos información acerca de este tema.

Vías de contagio de la infección urinaria

Para comprender a la cistitis, es propicio conocer al Sistema Urinario y su funcionamiento

Antes de entrar a la definición de lo que sería una Infección Urinaria, es preciso conocer primero al aparato urinario de nuestro cuerpo. Podríamos definir a este como un sistema, en el que se comprenden diferentes órganos que trabajan para un mismo fin: la micción.

El sistema urinario de las personas está conformado por los riñones, y algunos canales que permiten el conducto de líquidos hasta su salida. Este aparato también tiene como función el almacenamiento y producción de la orina, y esta transporta diferentes sustancias que son desfavorables para el cuerpo humano (como la urea, la creatinina, y el ácido úrico).

Pese a que el sistema urinario también comprende a la vejiga, al uréter y a la uretra, es preciso conocer el funcionamiento de dicho aparato. Al momento de ingerir algún alimento, el cuerpo absorbe los nutrientes necesarios para trabajar, y desecha lo que no utiliza.

Este material desechado por el organismo, se almacena en los intestinos y otros órganos. El sistema urinario (al igual que los demás aparatos), se encargan de sus procesos y comienzan a trabajar para transformar y eliminar estos desechos.

En cuanto al aparato urinario, los riñones absorben ciertas cantidades de sustancias (las mencionadas anteriormente), que luego transforma y envía en modo de orina a la vejiga. De allí el órgano almacena los líquidos procesados, hasta el momento de la micción. Esta es expulsada por la uretra, y así se completa el ciclo del sistema urinario.

Conociendo al sistema ¿Cómo se podría definir una Infección Urinaria?

La explicación anteriormente dada (sencilla y precisa), nos permite dar un panorama más objetivo sobre el concepto de la cistitis. En este caso muchas investigaciones e informaciones dan ciertos conceptos de lo que sería posiblemente, una Infección Urinaria.

Por consiguiente podríamos decir que la cistitis, es una anomalía que se presenta en el sistema urinario humano, y este es producido por diversas entidades bacterianas y microorgánicas, que impiden el correcto funcionamiento del aparato urinario.

El contagio de las bacterias o microorganismos, se debe a la interacción de diferentes factores ambientales y del entorno. Por eso existen dos vías o formas de contraer una Infección Urinaria: por contacto directo de los microorganismos con el aparato reproductor del ser humano (pene o vagina), o por medio de los flujos sanguíneos.

Sea cual sea el caso, ambas casualidades pueden alterar significativamente el funcionamiento del Sistema Urinario. Por lo general las personas que presencian a la cistitis, padecen una serie de síntomas o molestias. Pronto podrá conocerlas, pero es propicio observar detalladamente las causas de este tipo de infección.

Causas que afectan al sistema urinario, y provoca la aparición de la cistitis

Antes de mencionar las posibles causas de una Infección Urinaria, es preciso resaltar que estudios e investigaciones, prueban como las mujeres son más propensas a sufrir una cistitis, que los hombres. Esto se debe al largo de la uretra, en cada uno de los sistemas reproductores del ser humano.

remedios-caseros-infeccion-urinaria

Mencionado esto, podremos decir que las causas de una Infección Urinaria, varían de acuerdo al sistema reproductor del individuo. Sin embargo, existen bacterias que pueden causar (independientemente de la sexualidad u órgano reproductor), una alteración en el funcionamiento del aparato urinario.

  • En este grupo bacteriano, entra la principal causa de contagio conocida como E. Coli. Este tipo de bacteria se puede encontrar en los intestinos, pero si llega a tener contacto de los genitales con el E. Coli, es probable que puede causar una infección en la uretra o vejiga.
  • Otra de las causas que promueva la aparición de una Infección Urinaria, es aguantar las ganas de ir al baño. Si se incrementa el tiempo de retener la orina, es más probable que la vejiga se dilate, y al momento de la micción es posible que algunas cantidades de líquido permanezcan allí, provocando así una Infección Urinaria.
  • El beber poca agua es una de las causas más probables para contraer una Infección Urinaria. Al consumir pocos líquidos durante el día, el cuerpo no puede deshacerse de dichas sustancias y bacterias, y es más probable que estas se reproduzcan y provoquen así una infección.
  • Una de las procedencias que originan a una Infección Urinaria, es la mala higiene de nuestras partes. El no lavarse correctamente las partes íntimas, pueden provocar la acumulación de algunas bacterias que con el pasar del tiempo se desarrollarán y darán como consecuencia una cistitis.

Tipos de Infección Urinaria

Si bien pudimos conocer algunas de las causas para la aparición de la cistitis, es propicio que ahora se conozcan los diversos tipos o clases de Infección Urinaria. Esta clasificación se aplica, según la localización de la infección en los órganos del sistema urinario.

Dentro de esta clasificación, se puede mencionar las siguientes denominaciones, que aunque afecten a una parte u órgano del sistema, alteran y generan molestia en su funcionalidad general. Estas son:

  • Riñones. Esta es una de las infecciones urinarias, más complicadas que se puede padecer. Las bacterias que se alojan en esta zona del aparato, provocan complicaciones severas al funcionamiento del sistema urinario. Es considerable visitar al médico, para aplicar tratamientos especiales que erradiquen a las bacterias.
  • Se puede considerar como uno de los tipos más comunes de Infección Urinaria. En las causas anteriormente mencionadas, se puede ver un vivo ejemplo de cómo retener la orina por mucho tiempo, puede causar inflamación y complicaciones en esta zona del cuerpo.
  • Esta es la vía más propensa a contraer bacterias, y que estas posiblemente generen alguna infección. Al momento de presentar alguna anomalía en esta vía, es preciso que se presenten secreciones y molestias.

Dicho todo esto, se puede clasificar sencillamente los tipos de Infección Urinaria. Sin embargo, casi todas presentan una sintomatología distinta, y estos varían o dependen de la edad de la persona.

Síntomas que debe identificar al momento de una Infección Urinaria

El dato mencionado anteriormente, nos permite tener un conocimiento amplio de los síntomas que se pueden presenciar, al momento de contraer una Infección Urinaria. Como se ha corroborado primeramente, estas presentan una variación según la edad y la localidad de la infección.

Qué es una infeccion urinaria crónica

Los síntomas generales (en cuanto a las personas adultas) involucran o incluyen a las siguientes señales:

  • Necesidad incontrolable y frecuente o paulatina de orinar.
  • Picazón, ardor o sensación de quemadura al momento de la micción.
  • Dolor punzante o frecuente al momento de orinar, o al momento de tener relaciones sexuales.
  • En el caso de las mujeres, enrojecimiento de la vulva y zona genital, acompañada también de picazón.
  • Color anormal de la orina. Presencia de tonalidades naranjas o lechosas, en el líquido expulsado.
  • Vómitos y nauseas frecuentes.
  • En el caso de las mujeres, se puede sentir una pequeña presión en el hueso púbico.
  • Dolor en las zonas media y baja de la espalda. Esto puede indicar infección en los riñones.
  • En el caso de los hombres, se presencia una sensación de dilatación en el ano.

Mencionado estos síntomas generales, cada uno varía por el tipo de Infección Urinaria, un ejemplo de esto es la presencia de dolores más agudos o frecuentes, fiebres y hasta escalofríos. En los infantes, la cistitis puede presentarse con la siguiente sintomatología:

  • Estado irritable, o comportamiento susceptible más de lo normal.
  • Irregularidad en el apetito, y al momento de la ingesta de alimentos.
  • Fiebre o calentura constante
  • Ganas constantes de orinar o micciones repetitivas.
  • Presencia de escalofríos
  • Dolores punzantes en los riñones o zona genital

Antes de autodiagnosticar a los niños con alguna Infección Urinaria, es preciso llevarlos al médico y que este se encargue de dar un diagnóstico preciso. Esto se debe a que lo síntomas antes mencionados, también están presentes en otros trastornos o enfermedades.

Métodos o mecanismos para el diagnóstico de una Infección Urinaria

Al momento de presenciar algunos síntomas, es indispensable que usted visite a su médico de cabecera. Para cerciorarse de que usted pueda presentar alguna infección, el especialista le aplicará algunas pruebas que garantizarán el diagnóstico de la cistitis.

Dependiendo del tipo de Infección Urinaria, el medico podrá ordenarle hacerse un chequeo para así dar con la anomalía. Las pruebas conocidas actualmente, para diagnosticar a la cistitis son las siguientes:

  • Examen físico. Esto lo hace un especialista o médico y examina a través del tacto, la zona pélvica y abdominal del paciente. Este tipo de test permite visualizar al especialista, la existencia de enrojecimiento o dolor.
  • Análisis de orina. Por medio de las pruebas de los laboratorios, el paciente y el médico pueden corroborar la existencia de una Infección Urinaria.
  • Cultivos de orina. A través de una placa bacteriana, se puede agregar un poco de orina y verificar la existencia de alguna bacteria. Este tipo de diagnóstico permite dar una conclusión más precisa, para que el médico pueda recetar un tratamiento especial.
  • Ecografía abdominal. Por medio de este aparato, el especialista puede verificar la presencia de una Infección Urinaria, en un paciente.

También existen otros métodos que diagnostican o determinan la presencia de una Infección Urinaria. Conociendo esto usted podrá tomar cartas en el asunto, y visitar a su especialista de confianza.

Este podrá indicarle si presenta alguna de estas anomalías, y si es el caso, podrá aplicar los tratamientos necesarios para eliminar dicha infección, y continuar con sus actividades diarias.


contador flash